Aislamiento de Pasteurella multocida en muestra de mordedura de gato. Caso 655

image_pdfimage_print

Descripción

Mujer de 69 años que tras mordedura de gato en falange proximal del 2º dedo de la mano izquierda recibe tratamiento antibiótico con cloxacilina, 500 mg/8 h, por su médico de atención primaria. Tras cuatro días de evolución presenta empeoramiento clínico. Es atendida en el Servicio de Urgencias, donde a la exploración se objetiva eritema, tumefacción y celulitis en dorso de la mano izquierda y colección abcesificada en el mismo lecho. Se recoge drenaje espontáneo purulento de la herida para diagnóstico microbiológico.

Presenta como antecedentes quirúrgicos recambio de válvula mitral por prótesis metálica o biológica. Recibe como tratamiento habitual anticoagulantes, antihipertensivo y estatinas. Se decide ingreso hospitalario para tratamiento y control de la coagulación.

Se pauta antibioterapia endovenosa con ceftriaxona 1 g/12 h y clindamicina 600 mg/8 h.

En la muestra recibida en el Servicio de Microbiología se aíslan a las 24 horas colonias lisas de 1–2 mm de diámetro, de un color gris brillante, no hemolíticas en agar sangre (figura 1), con reacción positiva a catalasa y oxidasa. Se identifica a las 48 horas como Pasteurella multocida multisensible a antibióticos.

A los cuatro días, presenta exantema pruriginoso, principalmente en tronco y raíz de miembros. Se decide suspender el tratamiento anterior y pautar doxiciclina oral, 100 mg/24 h, según antibiograma. Ante la buena evolución clínica, es dada de alta a los 8 días del ingreso.

Fig-1

Figura 1. Crecimiento a las 24 horas en agar sangre de colonias de Pasteurella multocida.

 

1. ¿Cuáles son las características microbiológicas que permiten la identificación de este género?

El género Pasteurella en la tinción de Gram puede observarse como formas cocoides o como bacilos cortos o filamentosos, con una típica tinción bipolar, que pueden aparecer sueltos o agrupados en parejas o cadenas cortas. P. multocida es anaerobio facultativo, inmóvil, crece bien en medios de agar sangre, agar chocolate y agar Mueller-Hinton, pero no en agar McConkey ni en otros medios selectivos o diferenciales empleados para el aislamiento de enterobacterias. Tras 24 h de incubación en agar sangre, P. multocida forma colonias lisas de 1–2 mm de diámetro, de un color gris azulado brillante, no hemolíticas y en ocasiones mucosas. Como la mayoría de las especies del género, P. multocida da las reacciones de oxidasa y catalasa positivas, y reduce los nitratos a nitritos. Es característicamente sensible a la penicilina, esta prueba se realiza en agar Mueller-Hinton inoculado con una suspensión bacteriana equivalente al 0,5 de MacFarland y se consideran sensibles las cepas que presentan halos de inhibición superiores a 15 mm de diámetro.

La ausencia de hemólisis en medios con sangre, la producción de indol, la descarboxilación de la ornitina y una reacción de urea negativa permiten diferenciar P. multocida de las otras especies del género. P. multocida incluye tres subespecies: P. multocida ssp multocida, P. multocida ssp septica y P. multocida ssp gallicida. La identificación de subespecies se basa en la producción de ácido a partir del sorbitol y del dulcitol, aunque esta distinción no se considera relevante en los aislamientos clínicos.

2. ¿Cúal es la epidemiología de este microorganismo?

P. multocida forma parte de la flora orofaríngea y gastrointestinal habitual de algunos animales, aproximadamente en un 50% de los perros y en más del 90% de los gatos, constituyendo su principal reservorio. Las tasas de colonización en humanos son bajas; en diversos estudios se ha documentado una colonización de la faringe y secreciones respiratorias en el 2-3% de las personas que tenían contacto con animales. Estas tasas aumentan en personas que presentan patología respiratoria crónica (especialmente en enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) y bronquiectasias), ancianos y pacientes inmunodeprimidos.

Generalmente se transmite a los humanos por inoculación directa en las mordeduras, lametones y/o arañazos de perros y gatos. Este microorganismo puede entrar al cuerpo directamente desde las lesiones cutáneas o por inhalación a través del tracto respiratorio superior. Es la causa más frecuente en las infecciones por herida de gato; sin embargo, en las heridas por mordedura de perro, S. aureus y Streptococcus spp. son más habituales.

No se ha documentado transmisión de persona a persona ni por el agua o los alimentos contaminados.

 

3. ¿Qué tipo de infecciones puede causar?

Las infecciones de piel y tejidos blandos, tras mordeduras o arañazos, son la forma de presentación más frecuente. Se caracterizan por el rápido desarrollo de una celulitis, con o sin formación de abscesos, y drenaje purulento o serosanguinolento por la herida. Las infecciones del tracto respiratorio las siguen en frecuencia. P. multocida puede comportarse como un patógeno oportunista y, a partir de la mucosa respiratoria colonizada, invadir los tejidos, causando cuadros de neumonía, bronquitis, empiema y abscesos pulmonares. Con menor frecuencia, se presentan infecciones de vías altas: sinusitis, epiglotitis y otitis. La manifestación clínica más frecuente de la infección respiratoria por P. multocida es la neumonía y más del 90% de los casos se dan en pacientes con patología pulmonar subyacente. Más de la mitad de los casos cursan con bacteriemia, circunstancia que se ve favorecida por la existencia de enfermedades de base o por la edad avanzada.

Otras manifestaciones clínicas menos frecuentes son las infecciones intraabdominales, que incluyen la peritonitis bacteriana espontánea, la peritonitis secundaria a la perforación de vísceras, los abscesos intraabdominales y la infección de heridas quirúrgicas. Con menor frecuencia se han descrito casos de endocarditis, infecciones oculares, infecciones genitales y del tracto urinario, y meningitis.

 

4. ¿Cuál sería el tratamiento indicado?

La mayoría de las cepas de P. multocida son sensibles a penicilina G, tetraciclinas, cefalosporinas de segunda y tercera generación, quinolonas y cotrimoxazol. Cloxacilina, las cefalosporinas de primera generación, eritromicina y aminoglucósidos no son eficaces en el tratamiento de infecciones por este microorganismo.

En las infecciones de heridaspor mordedura se considera como tratamiento de elección amoxicilina-clavulánico durante 10-14 días, por la frecuencia con la que se aíslan microorganismos co-infectantes, sobre todo S. aureus y anaerobios. En pacientes alérgicos a β-lactámicos, se recomienda como alternativa el tratamiento con tetraciclinas, siendo de elección la minociclina. Las fluorquinolonas también están indicadas en la terapia empírica de las infecciones por mordedura animal en pacientes alérgicos a β-lactámicos, bien con moxifloxacino en monoterapia bien mediante combinaciones de ciprofloxacino con clindamicina o de levofloxacino con metronidazol.

En el caso presentado se pautó cloxacilina de forma empírica, la cual presenta una baja actividad y no se recomienda su uso para este tipo de infecciones. A su llegada a Urgencias, el drenaje del absceso fue correcto, así como el envío de una muestra al Servicio de Microbiología para esclarecer el agente causal y determinar el antibiograma. El cambio de tratamiento antibiótico a ceftriaxona y clindamicina cubre los microorganismos que más frecuentemente causan infecciones por mordedura. Posteriormente, ante una posible reacción adversa a la ceftriaxona y conociendo que el microorganismo aislado era P. multocida, se pauta doxiciclina según antibiograma.

 

Bibliografía

1. Kimura R, Hayashi Y, Takeuchi T, et al. Pasteurella multocida septicemia caused by close contact with a domestic cat: case report and literatura review. J Infect Chemother 2004; 10: 250-252.

2. Pérez J, Candel FJ, Baos E, et al. Celulitis tras mordedura de gato. Rev Esp Quimioter 2009; 22: 221-3.

 

Caso descrito y discutido por:

Laura Sante Fernández, Ismail Zakariya y Yousef Breval

Servicio de Microbiología y Control de la Infección

Hospital Universitario de Canarias

La Laguna, Tenerife

Correo electrónico: laurasante@hotmail.com

 

Palabras Clave: Pasteurella, Mordedura de gato, Celulitis

Otros Articulos Relacionados

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar